Unión Sagrada- Sexualidad Sagrada

23/05/2018

 La Primera Unión Sagrada es la que se produce dentro de nosotros, entre lo Femenino y lo Masculino en nosotros, entre la Divinidad en nuestro alma y el Todo Divino. Esa es la Unión Última y Primera.

 

Pero esta Unión puede darse a través de las relaciones, en concreto de una de compromiso y entrega con otra persona. Se trata de crear una relación espiritual conjuntamente. En ello los placeres sensoriales son importantes, si están al servicio de la unión del alma, de las dos almas, si van en sintonía con ellas, se produce la alquimia. Si no, el placer sensorial sin conciencia, o como huida de uno mismo, o como forma de egoísmo, o peor de poder, puede ser muy dañino y acabar no siendo siquiera placentero o apenas, por ello se buscan estímulos de formas equívocadas . La fuerza sexual es una fuerza creativa sagrada muy poderosa, así pues el acto sexual tiene muchos poderes que desconocemos. Es la manifestación física de buscar el amor divino en expresión humana. 

 

La Unión Sagrada Sexual parte de un despertar en la unión carnal no solo del primer y segundo chakra, pues esto a la larga nos hace perder fuerzas creativas, y nos lleva al hastío y cansancio energético y confusión emocional y mental. El objetivo es que en el acto sexual estén activos todos los chakras y como en la Escalera de Jacob, la energía divina, transite de arriba abajo y de abajo a arriba por todos ellos y a la vez entre las dos personas alineándose con el Amor Cósmico.

 

El amor es indefinible, pero no es solo un sentimiento, o una atracción física o intelectual, social, aunque tiene todo esto, es algo mucho mayor, es ver en el otro la  expresión de lo divino en la tierra, es llegar a un momento de unión de almas, es un estado, y un lugar que requiere también de la voluntad espiritual, del tiempo entre dos, del compromiso espiritual. Es respeto, y deseo de que el otro alcance su mayor plenitud del alma,. A la hora del acto sexual, se crean lazos energéticos que según el Yoga duran de 7 a 8 años en romperse, si no se hace un trabajo para poder acortar esos tiempos. Igual que dormir con alguien crea también lazos, pues en el sueño según Steiner, los cuerpos físicos y etéricos o vitales quedan pero los demás viajan, y entre los etéricos, en el momento de la salida de los demás pueden crearse lazos importantes. Por todo ello, es también importante prepararse para el acto sexual, no llegar a él como un mero ejercicio placentero, o de desahogo de tensiones, ni siquiera con una energía cotidiana. Algunos yoguis dicen que para hacer el amor deberíamos estar mínimo 6 horas de encuentro, meditación conjunta, caricias, charlas, miradas. Más allá del número exacto de horas, lo importante es la dedicación, de la preparación del cuerpo y el espíritu para ese encuentro alquímico con el otro, una preparación individual y conjunta para elevar la vibración y tener una experiencia de amor, y en amor.

 

Respecto al compromiso, el primer compromiso es el de uno mismo por alcanzar ese estado de amor con uno y en unión con todo (no utilizar al otro para alcanzarlo pero sí ver también en todo encuentro con el otro, sexual o no, o de amistad o casual, como un lugar sagrado de crecimiento común y de algo que nos contiene). Y entrar, lo más que sea posible, al encuentro sexual desde esa visión. El otro compromiso es el del amor, y un amor que sea a la vez terrenal y a la vez espiritual, requiere de una confianza del alma, de un conocimiento del otro en sus diversas facetas, una experiencia del otro en otros campos, un desarrollo y refinamiento de ese amor y un compromiso con el mayor bien del alma del otro, porque cuando nos encontramos con alguien vamos creando junto con él una tercera entidad, que no es suya, ni nuestra sino de los dos, y que se va creando con nuestros encuentros, energías, intenciones, vibraciones, y esa entidad es diferente a nosotros, aunque ambos estamos involucrados en ella y creándola. Cuando una relación se rompe, esta entidad también necesita un tiempo para deshacerse, así como los lazos energéticos.

 

El amor no engancha, y la libertad solo puede estar en el amor. Los apegos por carencias, lazos, herencias, "buenismos", iras, miedos,  y demás es lo que puede causar sufrimiento, así como la falta de conciencia de lo que ocurre en nuestros encuentros sexuales y las energías que se mueven y crean para poder actuar desde ellas.

 

Sexualidad Sagrada

 

En el sexo tántrico, el Maithuna es el ritual de unión entre lo masculino y femenino, en el plano físico el ritual en el que te unes sexualmente a tu pareja, creando un circuito de energía física, emocional, mental y espiritual en el que las polaridades femenina y masculina se equilibran tanto a nivel personal como la de los dos unidos que se equilibran.

Cuando esta unión sexual se realiza desde un estado de consciencia amoroso, más allá de la simple gratificación física, desaparece el “yo” y el “tú”, y sólo se percibe la presencia del amor. Se produce entonces una vibración energética donde la energía sexual sube hacia los chakras superiores y el placer se transforma en gozo que inunda cada fibra del ser.

Se abre un portal a través de la unión sexual, donde se experimenta un estado de profunda e intensa conexión con la pareja y con todo lo que existe.

 

Ejemplo/Porpuesta

 

1- Preparar el espacio dónde vais a estar con tu pareja varias horas con atención , mimo y belleza, se pueden poner velas, inciensos, flores, imágenes,luces adecuadas.

2- Preparad vuestros cuerpos, con una ducha juntos con aromas, acabar con agua fría para activar la energía. Y preparad vuestra mente para limpiar vuestra mirada al otro con una meditación primero más individual y luego común.

3- Desnudos podéis hacer visualizaciones de proyección de amor y energía al otro, y luego a los dos como unidad. Haced una meditación larga con las manos juntas, respiración sincronizada y mirándoos a los ojos. Luego con las frentes juntas, y finalmente en un beso consciente.

4- Al hacer el amor, es importante que se mantenga la consciencia en la respiración y belleza del acto, parando a sentir de vez en cuando, manteniendo las respiraciones unidas, y volviendo a moverse.

5- Ir cerrando poco a poco, de nuevo con caricias, abrazos, cierre del espacio energético y físico y gratitud. Antes de dormir, si duermen juntos, volver a una meditación juntos pero cada uno personal

 

                                                                                                                      Ishtar Gladys

 

 

Berakah Amrita

www.avaloniah.com

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Pournima, Luna Llena de la Cosecha, Septiembre

13/09/2019

1/10
Please reload

17/04/2019

Please reload

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Posts Recientes 
Encuéntrame en:
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow
  • YouTube Long Shadow
  • Instagram Long Shadow
Búsqueda por Tags
Other Favotite PR Blogs
Posts Destacados 

Enlace externo. Edita aquí.

Enlace externo. Edita aquí.

Enlace externo. Edita aquí.

Enlace externo. Edita aquí.